Internacionales

Putin aboga por mejorar la calidad de vida en su cuarta toma de posesión como presidente

El líder ruso apuesta por el continuismo y propone de nuevo a Dmitri Medvédev como primer ministro
El líder ruso apuesta por el continuismo y propone de nuevo a Dmitri Medvédev como primer ministro

Vladímir Putin, que controla el poder en Rusia desde el año 2000, ha prometido dar prioridad a la mejora de la calidad de vida de sus conciudadanos en su discurso de toma de posesión como presidente este lunes en el Kremlin. En la solemne ceremonia, el líder ha recurrido a la retórica nacionalista, ha comparado a su país con el “ave Fénix” y ha abogado por una continuidad con las tradiciones milenarias, aspirando simultáneamente a superar los “retos” del futuro. Pocas horas después del acto, Putin ha propuesto a Dmitri Medvédev para continuar en el cargo de primer ministro que ejerce desde 2012, tal y como se esperaba.
La Duma Estatal (cámara baja del parlamento) dominada por el partido gubernamental Rusia Unida se reunirá este martes para debatir y aprobar esta candidatura, repitiendo así muy probablemente la secuencia de eventos de hace seis años. La principal incógnita ahora es qué cambios se introducirán en el gabinete para dar credibilidad a la idea de “proryv”, un término que Putin repitió varias veces en su alocución inaugural y que puede traducirse como “avance sustancial”, “salto” o “paso adelante”. Según la agencia económica Bloomberg, el exministro de finanzas Alexéi Kudrin obtendrá un puesto ejecutivo destinado a recuperar el crecimiento económico. Kudrin, un tecnócrata de corte liberal, mantiene buenas relaciones con los círculos económicos occidentales y su retorno respondería a la necesidad de restablecer vínculos con los sectores financieros e inversores extranjeros, frenados hoy por las sanciones occidentales y las contrasanciones rusas.

“A lo largo de su historia milenaria, Rusia ha atravesado en más de una ocasión épocas de confusión y de pruebas, y siempre renació como el ave Fénix, y se alzó a unas alturas a las que otros no pudieron llegar, que se consideraban inalcanzables”, ha dicho el presidente ante varios miles de invitados. A diferencia de los festejos de 2012 (cuando juró el cargo por tercera vez), el dirigente ruso no circuló en un cortejo automovilístico por las calles desiertas de Moscú de camino al Kremlin. Las televisiones estatales lo mostraron este lunes mientras recorría solo y a pie los largos pasillos cubiertos con alfombras rojas hasta la salida del edificio donde se alberga su despacho de trabajo.

Allí, frente a las autoridades y el patriarca de la iglesia ortodoxa, Putin ha prometido que “la seguridad y la capacidad defensiva” de Rusia están “garantizadas” y que en el futuro seguirá prestando “la atención constante necesaria” a esos temas. En el centro de sus nuevas prioridades políticas, el líder ha situado una “nueva calidad de vida, el bienestar, la seguridad y la salud de la gente”. “Prestaremos especial atención al apoyo de los valores familiares tradicionales, la maternidad y la infancia para que en Rusia nazcan cuantos más niños deseados, sanos, listos y con talento se pueda” para “lograr más éxitos que sus padres” y para “respetar y continuar la historia de nuestra Patria”, ha señalado aludiendo así a los problemas demográficos del país.

A1 RADIO

Streaming Radio A1