Internacionales

Bolsonaro incluirá varios militares en un Gabinete con menos ministerios

Un seguidor de Bolsonaro, este lunes frente a la casa del presidente electo, en Río de Janeiro. SERGIO MORAES REUTERS
Un seguidor de Bolsonaro, este lunes frente a la casa del presidente electo, en Río de Janeiro. SERGIO MORAES REUTERS

El presidente electo convoca a su equipo para el martes mientras su asesor económico confirma que la reforma de las pensiones y las privatizaciones son prioritarias
La transición de Brasil hacia un Gobierno de ultraderecha, tras cuatro victorias electorales del progresista Partido de los Trabajadores (PT), comienza sin excesiva prisa. Nadie del equipo del presidente electo, el radical Jair Bolsonaro, se ha puesto en contacto este lunes por la mañana con el Gobierno saliente de Michel Temer. El exmilitar, convaleciente de un atentado que sufrió en campaña, ha convocado para el martes a su equipo. El hombre al que le ha encomendado la economía (crucial en este momento con el desempleo en alza y sin que la recuperación coja ritmo), Paulo Guedes, desgranó las prioridades la noche electoral. Bolsonaro adelgazará el Gobierno menos de lo inicialmente anunciado, pero sí mantiene los planes de varios generales en el Gabinete, incluido su vicepresidente.

La Bolsa recibió a Bolsonaro con una subida del 2,6% pero inmediatamente se moderó y operó como si fuera un lunes cualquiera. Que no lo era. Una holgada mayoría de brasileños (55% frente a 44% que votó a Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores) dio el domingo un fuerte volantazo a la derecha y entregó un cheque en blanco a un veterano diputado ultraconservador que añora la dictadura, promete mano dura contra el crimen y ha anunciado reformas para liberalizar la esclerótica economía. Los mercados ya fueron saludando con subidas cada sondeo que acercaba más al ultra a la presidencia. El ganador de las elecciones mantuvo silencio durante la mañana.

Bolsonaro pretende marcar las diferencias desde la propia formación de Gobierno. Aunque anunció que reduciría los ministerios a la mitad, las presiones recibidas en las últimas semanas le han llevado a matizar los planes. Los 29 actuales se quedarán en unos 18, y no en los 15 que pretendía. Lo más probable es que Medio Ambiente no se fusione con Agricultura, algo que no convencía a los ambientalistas ni al sector agroganadero. Tampoco parece que se unirá Industria y Comercio con Hacienda.

MÁS INFORMACIÓN
Así han sido las elecciones en Brasil: Bolsonaro gana con un amplio margen a Haddad
Bolsonaro incluirá varios militares en un Gabinete con menos ministerios Bolsonaro: “Esta misión de Dios no se escoge, se cumple”
Las propuestas de Bolsonaro en seguridad, medio ambiente, economía y educación
Arde el Atlántico (Bolsonaro, Trump, Brexit…)
El equipo que ha elaborado la estrategia de los seis primeros meses de gestión prevé que los militares encabecen de tres a cinco ministerios en el Gobierno liderado por este capitán del Ejército, en la reserva desde los ochenta. Decenas de otros militares y policías militares de rangos inferiores también se preparan para tomar posesión de cargos en la Administración. Si estos planes se confirman, será la primera vez desde el fin de la dictadura (1964-1985) que tantos militares tendrán voz de mando en la cúpula de la República.

Bolsonaro hizo campaña con un recién retirado general de cuatro estrellas como número dos, Hamilton Mourão. Al menos otro exgeneral ya tiene la silla garantizada: Augusto Heleno, que comandó a los cascos azules de la ONU en Haití en 2004 será ministro de Defensa. El segundo militar en el puesto (tras el actual) desde el regreso de la democracia. Heleno, principal vínculo entre Bolsonaro y las Fuerzas Armadas, es el coordinador de su plan de gobierno y responsable de gestionar a un grupo de 50 profesionales que delinean las directrices de la Administración federal. El presidente elegido ya lo ha destinado al Ministerio de Defensa.

El gran asesor económico de Bolsonaro, salido de la Universidad de Chicago y el artífice de que el dinero le vea con tan buenos ojos, confirmó tras la victoria electoral que en su área la prioridad es la reforma de las pensiones, una misión que los gobernantes brasileños saben hace tiempo que es ineludible pero que hasta ahora ha sido imposible. “El primer gran asunto son las pensiones. Necesitamos una reforma. Vamos a tener que reducir los privilegios y los gastos innecesarios”, declaró a la prensa.

Etiquetas

A1 RADIO

Streaming Radio A1